POR QUÉ LEER

•Leer y escribir no pueden ser un lujo ni una obligación, sino una necesidad fundamental, una condición sin la cual es imposible que una sociedad ingrese realmente a una democracia participativa
Silvia Castrillón, directora de Asolectura

* Las lágrimas que derramé en el pasado,se han convertido en lluvia que riega suavemente mi jardín de hoy.

Thich Nhat Hanh

martes, 7 de abril de 2015

NÁUFRAGOS Y NAUFRAGIOS - BITÁCORA.

Mis queridos amigos de esta Blog, me permito anunciarles en primicia que pronto estaré publicando mi nueva colección de Poemas, Náufragos y Naufragios, Bitácora de Agustín Valle Martinez.

 Espero que pronto puedan leerlo y deleitarse con esta obra llena de sentimientos y emociones propias del ser humano...




Náufragos y Naufragios

Bitácora.


De: Agustín Valle Martinez.

Fragmentos...


Escribo esta bitácora
y la arrojo al mar
como último recurso
para que me rescates o para escapar de ti



@Náufrago.

En el cielo azul de mis ideas,
En claridad de medio día.
Pienso en ti.
Ser de otros tiempos,
ser lejano,
ser cóncavo y convexo,
ser de laberintos y madejas.
Yo en mi propio laberinto
trato de seguir tus pasos,
pero tus caminos son desconocidos
y oscuros…
Siempre vas a otros lados,
siempre la brisa sopla...
muros y zarzas y …
Todo un mar nos separa.
Aun así;
más grande es el universo
y más lejanas las estrellas
y sin embargo
Todo ello cabe en el cuenco de tus ojos,

                                                                                   cuando te miro.







#Sediento.

En mi naufragio la sed.
(Desventura me invade.
Sol cruel oxida mi piel.
Piel convertida en coraza.
La miel convertida en hiel.)
Sediento:
de nuestros besos,
de nuestros amaneceres,
de nuestras alegrías;
de otros tiempos.
Yo Soy:
un moribundo consolado en recuerdos
un refugiado en nostalgias
un anhelante de tu barca que naufraga
en otros mares.
Brotando del alma misma
la lluvia amarga,
lluvia salada
que bebo
y que me embriaga…

y en ese sueño sediento
                                          muero de ti.




@DeMiNaufragio.

Yo.

Marinero de tierra que quiso irse al mar,
solté amarras, icé velas.
Navegué…
descubrí mundos…
toda la geografía del atlas de tu piel,
todo el cosmos de tu mirada,
todos los sabores de tus labios,
Pero un día naufragué…
confiado con el canto de sirenas
me perdí en tus laberintos.
Ahora náufrago soy.

Escribo esta bitácora
y la arrojo al mar
como último recurso
para que me rescates o para escapar de ti.
Constancia dejo…
…de mi naufragio.






@Conjuro.

He ido a los cuatro puntos cardinales,
he hablado con el viento esta madrugada,
he saludado al sol esta mañana.
Anoche,
he dibujado en mi pensamiento el reflejo
de la luna en cada ola que asoma,
he atrapado un unicornio galopando en
las estrellas,
he aprendido una canción sirena.
Anoche,
he apagado el fuego de la última hoguera
que encendiste
e hice muros de protección
a los recuerdos tristes.
Y en cada acto,
un conjuro repetí hasta agotarte:

vete de mí,
vete y no vuelvas;
sal de mi corazón y de mi vida.
Necesito sanar mi alma herida,
vete de mis entrañas,
eres causa perdida.
No debo amarte más.
No debo!
Eres cosa perdida.

No vales nada!







@DeMadrugada.

Y aquella madrugada,
llegué hasta el borde del barranco,
tomé mis cargas y mis angustias,
las até con lazos de doler
y las bañé con llanto;
alcé la vista al cielo,
elevé mis plegarias
y arrojé al fondo del gran río
todo su peso colgado
de un ancla forjada en hierro puro…

Y mientras descendía,
el sol asomaba en el horizonte
y la brisa suave me arropaba…







Derechos Reservados de Autor.

Prohibida su reproducción total o parcial sin consentimiento del autor.

martes, 10 de diciembre de 2013

INOLVIDABLES

Inolvidable...

Como tu sonrisa,
o tu piel de loza fina,
o el aroma de tu piel en el viento,
o tus huellas en la arena de mis pensamientos.

Inolvidable serás,

como las mañanas de infancia a orillas del mar de aguas dulces donde crecí,
como las noches estrelladas de mi pueblo
o en canto de los insectos en la oscuridad...


viernes, 3 de agosto de 2012

POEMARIO DE ANGELES Y ALAS ROTAS


DE ÁNGELES Y ALAS ROTAS

AGUSTÍN VALLE MARTINEZ


PRESENTACIÓN

Por casualidad llegó a mis manos este libro … al momento de abrirlo una bandada de aves cruzaron el cielo majestuoso…

El libro pareció penetrar por mis senderos. Sé de angustias, de soledad, de un ángel en particular y sobre todo de alas rotas, también de alas que se forman y no llegan a crecer porque son arrancadas y aún así aletean en lo profundo del pecho constantemente para recordarnos quienes somos y para que no las olvidemos.
Confieso que, pese a todo pienso y espero volver a amar, alguien con quien crecer y envejecer, donde el ángel oscuro de cada uno se diluya para transformarse en una razón de dos y, con estas alas maravillosas darle arrullo y abrigo al corazón.

Estas letras tocaron mi alma. Imaginé los ojos de su autor. Gracias por esa la luz y esa  sombra tan distinta a la mía.
En honor a la poesía y todo lo que representa, en la distancia aquí en mis manos, tomo un manojo de flores de fragancia nocturna para ti…

MARIA TERESA PARDO GUEVARA





MIRADAS

I

De pronto se cruzaron las miradas
Pero fueron esquivas y cobardes…

Soy un pescador de tus miradas.
Qué busco en tu mirada esquiva?

Magia!

Cuando logro pescarlas
El aire es agua,
El cielo mar,
Las aves son libélulas,
El llanto es canción,
Los botones de colores son estrellas,
Tu aliento es perfume.

Y la luna… la luna tu sonrisa

Magia,

... Eso es tu mirada.


II

Crees que miento cuando digo que tus ojos me matan
Que te miro y desfallezco, que tu imagen me traba
Que respiro obligado cuando logro ver tu alma
Que mis piernas se aflojan cuando  vienes o pasas.
Que tu calma me incita, que te sueño en mi cama;
Que eres el ser perfecto que deseo en mis mañanas…



III

He visto los ojos de Dios en tu mirada
He visto su perfección en tu imagen.

He visto los ojos de Dios en tu mirada,
Es fuego que me quema con su flama.
es pasión y deseo que carcome y socava.

Con solo un pestañeo me disparas tus dagas
 dando blanco perfecto al centro de mi alma.

… He visto los ojos de Dios en tu mirada.
Antes nada existía, antes todo era nada,

Ahora tus ojos iluminan mi sendero…
Ven mírame una vez más...

No ves que muero?



IV

… No me  niegues el placer de tu mirada
No me niegues la luz de tus hermosos ojos.


Cuando caigo en tu trampa me desvelo
Me asusta lo que siento y lo que espero
Mis deseos me superan, entonces pienso

Que eres una maldición…

                                                                 … que por ti muero.



V

Vienes y pasas,
Vas y te sigo,
Voy y me miras,
Vienes… te miro.

Una sonrisa, un pestañido,
Eso me inspira mil y un suspiros.

Ni una palabra que yo te diga,
Ningún discurso tiene el sentido
De esas miradas enmudecidas
Que nos inundan cual estallido.

Vienes y pasas,
Vas y te sigo,
Voy y me miras,
Vienes… te miro.



El que teme no ha sido perfeccionado…
 1 Juan 4,8


VI
… Adonde van las ilusiones del alma
Cuando el temor se apropia de la vida?

Seres imperfectos seremos para siempre
Si no logramos vencer el temor que nos margina.

Solo seremos aves pasajeras
Que se van por el río cuando el frío las obliga.

Nos iremos así de esta, nuestra única vida,
Sin saber lo que somos ni de donde venimos,
Sin saber que misión manda nuestro destino.

Mírame con temor, con mirada latente
Pero por lo que quieras, no dejes de mirarme
Pues si dejas de hacerlo moriré en este instante
Sin saber si te amé o  soñé ser tú amante.



El amor prohibido llegó de pronto ..

I

Camino por las calles.
La lluvia empieza:
Rocía mi vida con su llanto.

Que fueran tus caricias yo quisiera
que estuvieras conmigo es mi deseo.

El día no seria el mismo: solo y frío…
  
Si estuvieras conmigo, amor mío...


II


Si observas:

en mi puño esta mi alma,

Escribo con mi sangre estas palabras
para llegar al centro de tu calma
e iniciar la tormenta desbocada.
Tormenta del amor que me socava.

Si observas:
en mi puño ves mi alma,
mírame con tus ojos de bengala
llega a este cuerpo que desea tu flama

Para morir quemado…
                                   … en cualquier madrugada.


III

Eres como el viento que juguetea conmigo,
me envuelves y me lanzas,
- un juego sin sentido-
juegas, juegas y juegas, pues eres torbellino,
que teme ser tormenta que arrase mi camino,

Cuanto diera por ser también yo remolino,
y entrar en ese juego exquisito y prohibido.
Pero yo no soy viento
y tú eres torbellino,
que juegas con mi vida
en tu juego prohibido.

Ya tú eres mi tormenta,
destruyes mis sentidos;
trasciendes a lo místico
como chamán antiguo,
que en noches plenilunios
embriagas mi destino,
Pero yo no soy viento …
                                               … y tú juegas conmigo.

  
IV

Ángel o demonio,
Combinación extraña.

Atracción lasciva: Sensación causas
Cuando usas tu máscara: encantas!
Cuando empuñas la estaca: Matas!
Viertes veneno agridulce: embriagas.
Nos llevas hasta el cielo: Después lanzas.

La estaca esta dispuesta: Batracio, Salta!
Ángel endemoniado ¿dónde esta tu alma?

  

V

Los convidados a esta fiesta no tienen corazón.
prohibido el sentimiento, sobre todo el amor.

Si quieres ven y prueba el sabor
del vino de la fiesta: del chateau.

Pero si entras, no puedes esperar…
amar o ser amado
- que crueldad-

Ven a la fiesta y goza de la vida
aunque la muerte espere allí en la esquina.

Pero eso si:

Cerciórate mi amigo,
Antes de entrar
                                                                                                       quitar
                                                                                                             Tu corazón de su lugar.



VI

Pávidos

Matar la bestia siempre es importante,
pero huirle a la piel: inaceptable;

Cuando sale  la luz  del nuevo día,
salen las máscaras y la hipocresía.

Valiente vida esta de tinieblas,
cuando se asoma el sol, los huesos tiemblan.

Con qué cara se miran las miradas,
si el Ser se apaga con la madrugada.

Conspiración astral, que gran estafa,
huyéndole a la piel…


                                     … mientras el alma clama.



VII

Los otros.

Ni nauseas, ni tristeza,
ni compasión, ni pena,
ni miedo, ni sorpresa.

Que me observen ahora
con ojos de grandeza,
con mirada de búho
con crueldad y dureza.

Me ven como los veo, tal cual,
no me interesa.

Es es nuestra vida,
nuestra naturaleza.
Nada más.


VIII

 Te seguiré?

Eres mi maldición y eres mi abrigo
la luz no es nada si falta tu brillo
la ruta no me importa si tú no estas conmigo,

Te seguiré? Es tan fácil el camino?

Dime que las estrellas lo tienen definido,
que es cosa de los astros, que es cosa del destino.
Te seguiré?
Acaso, es así de sencillo?


IX

De qué servirá el llanto cuando no estés conmigo,
de qué el dolor, la rabia, cuando este mal herido,
cuando acabe la magia del momento querido.
cuando llegue el tedio y el hastío.

Al descubrir que todo era espejismo;
que eran pena y dolor sobre advertido.

Dime:

De qué servirá el llanto…
                                           … cuando no esté contigo.

X

He decidido abandonarlo todo, es decir:
                                                                     nada.
Nunca tuve lo anhelado, pues no luche por ello.
- pudo ser tan hermoso, tan bello-.
No me quejo del tiempo que he perdido
cada quien gana lo que le es merecido.

Hoy lo abandono todo y no lo pierdo,
-ya que nunca lo tuve-.
Si me ven,
digan que nunca estuve.

Hoy tiro las pistolas sin usarlas.
Hoy continúo mi vida, y quizás mañana,
vuelva a iniciar la lucha con nuevas armas
dispuesto al no fracaso y a la calma.

Pero hoy…

He decidido abandonarlo todo, es decir:
                                                               Nada.




Ser mar (en taganga).

Quise ser ola y me lancé
  al mar,
Cerré los ojos, me deje acariciar,
El mar me fue llevando y me dejé llevar.

fui arena, fui el agua y fui la sal.
Fui ave que volaba al alto pedestal.

Fui concha marina, pata de cangrejo,
Fui velero y barco viejo.

Fui el aire que acaricia la playa,
Fui roca que forma las murallas,

Fui piedra en el fondo del mar,
Fui agua mala, manta raya
Fui cualquier animal.

Fui la basura del mundo,
Pero también fui paz,

Fui feliz un instante.
Qué es la felicidad?

Quise ser ola y de pronto
      yo era el mar,
Tan inmenso y profundo
Que quise allí parar
Detener el tiempo más no pudo parar.

Por eso escribo un verso, para nunca olvidar.

Que quise ser una ola

… y llegue a ser el mar.


  


Y tuve hambre de espacio y sed de cielo
desde las sombras de mi propio abismo.
Yo soy Aquel
Poemas de Rubén Darío.
Que será de mí.

Quiero decir
“Confieso que he vivido”
Pero no he vivido nada,
Lo confieso!

Qué será de mi vida
Será solo de versos
Imaginados en la soledad
Pensando en la grandeza del mundo
Y en lo poco de mi recorrido

Cuando llegue el otoño que he de decir
Qué excusa habré de dar a mi cobardía
Con cual se llenará el alma mía.

Qué diré del amor y la poesía
Qué del dolor, del llanto de mis angustias.
Qué he decir de ti, amor perdido.
Que he de decir entonces amor mío.

Quiero gritar “confieso que he vivido”
Pero no he vivido nada, lo confieso.

Que explicación daré a mis fantasmas
Cuando llegue la tarde
Y el crepúsculo reclame
De mi vida una razón
Para no arriesgarme.

Qué será de mí
Dime Neruda!
dime tu Rubén Darío!

Hablen fantasmas!

Qué será de mí
Quién me lo dice?

                                  ... Es una noche larga, noche muy triste...




¿No oyes caer las gotas de mi melancolía?
Melancolía
Poemas de Rubén Darío.
Nocturno


Llueve tenue, la noche es fría y solo se escucha el goteo y el canto de los insectos nocturnos…

Cuántos suspiros han de irse,
Cuán sola esta mi alma,
Cuán esta triste
En esta noche en calma?

Es una noche fría
Una de esas oscura
En que no hay alegría.
Se fue la luna.

Sólo los nubarrones
Llenan la noche
Sólo el silencio inunda
Cada reproche.

Sólo las almas solas
Y la melancolía
Se encuentran a estas horas
En esta vía.

  
-Donde estará tu vida,
En qué planeta
Estará tan perdida
O solo presa?-

Adonde llegaremos en esta noche
Si las evocaciones
Velan campantes
Se irán de vacaciones
Los tiempos de antes
Y ya no volverán
Se Irán, se Irán.

Solo esta gran tristeza
Volverá errante
Cada noche de lluvia
Con tus recuerdos
Para hacer de mi vida
Desvelo eterno.



Atardecer en mis ojos

Hoy vi la luz del sol cuando moría
Se iba perdiendo en el horizonte
Se ocultó tras el verde del campo,
Tras el azul del  cielo…
Tras el gris de las nubes…

Así se va tu imagen; tus recuerdos,
Poco a poco se pierde entre la bruma.
Solo, quedaré solo sin tu luz,
Sin la luz de tus ojos en mis noches
Sin siquiera saber que es de tu vida
Sin conocer tu piel ni tus angustias
Sin saber de tus sueños, tus deseos.

Ser y no ser, que frívola es esta vida
Sin saber de tus pasos y perdido en los míos.

Loco, frenético y solo seguiré mi camino
Sin saber sí marchaste junto con mi destino.


En nuestro amor hay una pena
que se parece al alma
Sábados
Federico García Lorca

Infinito.

Te he visto llorar por mil motivos.
Sabes que quiero estar contigo
Se bien que tu eres mi camino
Que así lo quiere nuestro destino,

Pero rehúsas. Que desatino,
Huirle al amor, al ave, al trino
Del corazón que quiere el vino
De amor profundo que es tuyo y mío.

Lloro. También estoy penando
En la distancia te veo llorando
Mientras la vida nos va dejando.

Se va la vida y queda la pena
Adiós amor, adiós condena.




“Cuando hablé del amor y el desquicio
No sabia que podrían ser la misma cosa”…

Hay cosas tan sencillas…

Como saber que te amo.
Como estar atado a este amor inhumano.

Hay cosas tan sencillas

Como tu imagen viva:
Un recuerdo profano,

Como soñar contigo:
Eterno sueño esclavo

Hay cosas tan sencillas

Como mirar tus ojos y decirte: te amo!

Y agonizar cada día
Por el sueño lejano

Como odiarte un segundo
Y extrañarte mil años.

Hay cosas tan sencillas

Como aceptar que digas:
                                               No te amo!

Como saber que aún así, te amo, siempre te amo,
En esta vida triste que muere…
                                               Con tu ausencia en mis manos.

Hay cosas tan sencillas, amor mío,

Como ver en tus ojos
Lo que ocultan tus labios,

Como saber que un día
No podremos negarlo…

Hay cosas tan sencillas,  amor mío…

Como el amor eterno…
Este con el que te amo.




Mi esencia

Fui hecho del barro amarillo
De las profundidades de chilloa,
                        +
Forjado con el fuego de los rayos del sol
Mi piel se hizo hojalata,
                        +
Mis manos crecieron y
Se hicieron ásperas,
Mis pies se hicieron grandes
y empecé el recorrido.
                        +
Mi sangre es agua de  ciénaga
Mi pelo fango y taruya
                        +
Soy carne y alma
Soy sacro espíritu
Soy mundo y deseo.
                        =
                                                        Este soy yo, un ser que solo
                                           espera el momento
                                                   De ser de nuevo barro.


No te ha pasado acaso?

La soledad se vuelve eterna y silenciosa
Duele el recuerdo, la reminiscencia;
Los pensamientos se profundizan
en esas, las esperanzas ya perdidas.

No te ha pasado entonces?
Sientes que el tiempo más que aliado es verdugo
Ves como se acabaron calendarios
Y en estos años nada de tus sueños
                                               has logrado.

Te pasa acaso?
Piensas en esta vida
                                   y …
… te encuentras que esa ya no es tuya
Que lo que fuiste un día ya no lo eres
lo que quisiste ser ya no lo quieres
lo que alcanzaste hasta hoy no sirve de nada
que esta vida no es más que una charada.
No te ha pasado acaso?


Treinta rayos se reúnen en una rueda
Capítulo 11
Tao Te Ching

A Mis Treinta

Cosas que creo haber aprendido:

La felicidad no existe,
El amor duele;
Las sonrisas pueden ser fingidas,
Con el llanto descansa el alma;
Hablar es a veces innecesario,
Las miradas pueden decirnos secretos;
El miedo impide cualquier cosa;
El universo es un gran conspirador;
La sangre no siempre llama,
Los amigos pueden no serlo;

Odiar es a ratos necesario,
Vivir es obligatorio;
Amar no siempre es bueno;
Soñar es una obligación;
Perdonar es algo que algunos no sabemos;
El olvido es una forma de perdón;
Bailar es un deber,
Nadar relaja,
Embriagarte no siempre es bueno.

Embriagarte no siempre es malo.
El dinero no es lo único
El dinero debe ser un medio no un fin último.
El trabajo puede ser tu mayor amo
Siempre se es esclavo de algo
La autorrealización no necesita cuenta bancaria.
La espera debe estar acompañada de acciones.
Hay que buscar las oportunidades.
Hay que prepararse para las oportunidades.
Ganar y perder a veces es lo mismo.

Soy un eterno inconforme;
Ser humano es una calamidad;
La humanidad es una plaga.
La naturaleza nos cobra los excesos.

Vivir vale la pena.
No he vivido lo suficiente.
No todo debe importarnos.
No todo debe sernos indiferente.

No debes escribir todo lo que pensamos.
La última palabra no esta escrita-dicha.
Amar es maravilloso
La felicidad a veces es posible.
Contradecirse es de humanos.


Veneno

Si estas letras te penetran el alma
Y te hacen sentir cosas extrañas,
No te sorprendas es que están envenenadas.

Si te invade de pronto la tristeza o el amor,
La rabia, la pena o el más grande dolor;
Si sientes que una de ellas te mueve el suelo,
No te sorprendas, es que tiene veneno.

Si sientes que esta historia a ti te toca
Si te retumba la cabeza hasta volverla loca
Si el corazón se hincha sin quererlo,
Si se prende el fuego de la nada
No te sorprendas, es que están envenenadas.

Decidirás entonces no leer más esto,
Ignoraras el tema para no ser preso
Del veneno de mis letras,
De su ofídico beso.


Sin embargo aquí las dejo por si un día
Sin querer las ojeas para pasar el rato,
Entonces el veneno penetrará tu alma.

 y …
… nada te salvara.

                                                           Nada!



  
Seamos nudo esta noche,
un instante en el tiempo,
un momento en la vida.
Poema IV
De amor y Desquicio
Décimo.
Para ti en esta noche
He divagado sin celos.
He escuchado el lamento,
O es un canto en el cielo?

Rayos y truenos, lluvia y sereno
No se si estas cerca o estas lejos;
La distancia no existe cuando esta tu recuerdo.
Podría tenerte aquí con solo desear hacerlo
Pero el lamento es grande
Y el cielo ha de saberlo.

Mientras llueve allá afuera
En mi alma no hay consuelo
solo escribo estos versos
Para que sepas que siempre,
siempre, siempre …
Te espero.

Aunque sea para darte …

 Un paréntesis grato
Un instante en el tiempo…

                                      que se pierde y nos deja…
                                     Como la lluvia al cielo.


  

DE ÁNGELES Y ALAS ROTAS


Ángel Observador
Cual prometeo encadenado
Observas el horizonte: ves el mundo.

Ángel observador, cuál es tu pena?
Tus alas rotas?
ó el ver como se pierde el mundo en la penumbra?.
Ángel impotente, no te angusties,
No es tu vida, es la nuestra
Ángel observador, qué ves?
Hambre, desolación, injusticia?

Cuál es tu cruz?
Ver sin poder hacer?
No veas ángel,
Baja la cabeza, cierra los ojos.

No nos veas…

                                                     No valemos la pena.


Ángel de manos suaves y pequeñas,
Ojos verdes, rizos oro,
Ángel cara de ángel.

Por qué ángel?

Recorriste el mundo entero
Diez veces por lo menos…

Sólo para venir a tentarme.



Ángel de ensueño
He soñado contigo una y mil veces:
Siempre te repites;
Deseas probar mi carne.

Oh ángel de ensueño,
No puedes,
Lo tienes prohibido y lo sabes.
- del cielo al infierno solo hay dos aletazos-

Y no querrás ser expulsado del paraíso?




Ángel nervioso
Te sientes desnudo ante mis ojos,
Veo en tus manos miedo,
Tu voz entrecortada lo dice todo.

Ángel que vendió su alma al diablo
Por qué angelito?
si tu eras luz
y ahora solo eres esclavo.
Ángel marchito,
De que te quejas si no sabes amar
Pues perdiste tu alma.
Ángel caído, te dejaste tentar
Y ahora no puedes volar,
Tus alas rotas están.
Ángel prohibido,
Tampoco te puedo amar.

Entonces, para qué viniste
Ángel perdido.



Ángel oscuro
Lucero de la mañana
Vienes a espiarme,
Qué deseas lucerito,
saber que tanto te he observado,
Qué conozco de ti,
De tus secretos.
No os preocupéis ángel negro.
Tu vida no me interesa,
Eres oscuridad y yo amo la luz.

Vete ángel endemoniado

Aquí no es tu lugar!

  

Ángel Hermoso
Enamoras solo con menear tus alas,
Embrujas con tu calma.

Ángel de mil colores.
Que sabes del amor?

Eres ángel o demonio?

Lo sabré cuando estés en mi dormitorio.


  

Ángel maldito.
Perdiste tu camino
Y ahora maldito estas
No puedes regresar
No hay vuelta atrás.

Disfruta de tu infierno
Ese es tu paraíso
Ángel maldito.

Siempre fuiste demonio
Lo sabes, no es verdad?

Pronto partirás
Y no quedara tu huella
En este lugar.

De ti no quedará
Nada ángel maldito,
                                                                                                                                                                                         Nada.


Evadido
 Ángel que se oculta entre el follaje
espeso de la selva de cemento,
Temes ser descubierto por los mortales
Y morir intentando explicar
Que sólo eres un ángel que escapo del paraíso
Por el amor de un hombre.


Etéreos
  La piel se hizo etérea
Y escaparon al cielo nuestras ansias
Que saciándose hasta el tope
Contemplaba al creador mismo
Entre un ejército de ángeles
Deseosos de ser mortales.
  

Ángel de Luz
 Entonces vio la luz,
Entre sangre y agua un profundo llanto brotó.
-Sintió  el dolor de su humanidad-.
Entonces supo
Que su búsqueda había terminado.


AGUSTÍN VALLE MARTINEZ
Todos Los Derechos Reservados


Poemas

Etéreos


La piel se hizo etérea
Y escaparon al cielo nuestras ansias
Que saciándose hasta el tope
Contemplaba al creador mismo
Entre un ejército de ángeles
Deseosos de ser mortales.

.

Agustin Valle Martinez



No vuelvas


No vuelvas a encender la hoguera
Si no te calientas en ella
Ni vuelvas a preguntar
Si estoy herido
Si no vas a socorrerme.

Alvaro Herrera Pino

Quienes somos?

La tribu es esencialmente un grupo de amigos, una cofradía amante de la literatura, que han creado espacios para incentivar la lectura crítica y la escritura creativa en el municipio de El Banco, Magdalena, Colombia.

Desde sus inicios como grupo organizado, La Tribu ha desarrollado varios proyectos de tipo literario, inicialmente se constituye como un grupo de de tertulia literaria, a raíz de la convocatoria de la Fundación para el fomento de la Lectura, Fundalectura en el año 2004, ese mismo año saca a la luz su primera obra, un colectivo literario llamado Antología de Poemas y Cuentos, esa obra fue publicada con el apoyo de la casa de la Cultura y la Alcaldía Municipal de El Banco, por ello se distribuyó de manera gratuita en las Instituciones Educativas y se remitió a las Casas de la Cultura y Bibliotecas Públicas de la Región.
Hasta hoy ha publicado con mucho esfuerzo dos antologías, varias revistas o fascículos, participado en varios eventos culturales como el festival de la Cumbia y actividades como Cine al Parque, actualmente desarrolla el Taller Literario " La Tribu" en Instituciones Educativas de educación Secundaria y Superior

La Tribu en sesión

La Tribu en sesión
Los miembros de la Tribu en desarrollo del Taller Literario

Obras Públicadas

Obras Públicadas
"Antología de Poemas y Cuentos" y Cinco Poetas banqueños" son las obras literarias de autores banqueños publicados por La Tribu

El Cuento

Cuento

El cuento es una narración breve, oral o escrita, en la que se relata una historia tanto real como ficticia. Además de su brevedad, el cuento tiene otras características estructurales que lo diferencian de la novela, la frontera entre un cuento largo y una novela corta no es fácil de definir.
En lengua castellana, la redacción de cuentos es una especialidad de América, en contraposición a la especialidad española en filología y realismo.

Que es el cuento? (Rolando Sifuentes)

El cuento es una narración ficticia que de por sí constituye una unidad, no importa cuan corta sea, no es un sub género de la novela.El cuento tampoco es algo muy moderno, viene desde muchos siglos atrás.El ser humano siempre ha necesitado decir historias para expresar sus anhelos y sus penurias. Al comienzo se hizo oralmente, luego, por el año 3500 A.C., los hijos del faraón Cheops, narraron las historias de su padre en papiro.En el antiguo testamento también encontramos cuentos, aunque no se les llame cuentos, pues fueron escritas con el propósito de transmitir ejemplos morales y principios religiosos. Algunas de estas historias se encuentran en el Libro de Ruth, en el de Jonás, Tobit y algunos otros más.

Los Primeros Cuentos

Las primeras narraciones que se conocieron en Europa llegaron del Oriente a comienzo de la edad media. Estos cuentos fueron conocidos como "Historias Arabes" de autor o autores anónimos. Esta gran obra tiene de un gran cuento: la historia de Gerenarda y el sultán; y dentro de ese cuento estan engarzados una serie de otros cuentos entre los que se encuentran "Las Mil y Una Noche", "Simbad el Marino", "Ali Baba y los Cuarenta Ladrones" y otros.Otra colección de cuentos aparecida por esa época fue "El Decameron" de Giovanni Bocaccio (1313-75). Esta obra consta de más de cien historias contadas con un estilo pícaro y licencioso ambientadas en la Italia central.A Bocaccio lo siguió Geoffrey Chaucer (1340-1400), quien escribió cerca de 17,000 líneas en verso sobre historias muchas de ellas licenciosas, conocidas como "Los Cuentos de Canterbury". A pesar de que estas historias fueron escritas en verso, ellas no son consideradas como tal sino como cuentos ya que estan más acorde con los enunciados de Aristóteles en su Poética En la América pre-hispánica también tenemos algunas joyas literarias dignas de mencionar. Por aquella época floreció el cuento oral que se transmitía de generación en generación. Estas hostorias sufrieron algunas alteraciones cuando llegaron los españoles quienes introducieron en ellas algunos elementos de la fe católica. Una de las pocas historias que se salvaron de esta mixtura fue Popol Vuh, Historias del Quiché.

El Cuento Moderno

La modernización del cuento empezó a mitad del siglo XIX, cuando Edgard Allan Poe (1809-49), escribió sus "Narraciones Extraordinarias"; una colección de cuentos de corte atmosférico, especialidad del autor y que causó terror en sus lectores.A Poe lo siguieron Nicolai Gogol (1809-52), Guy de Maupassant (1850-93) y Antón Chejov (1860-1904). Este último fue un verdadero maestro. Muchos de sus cuentos fueron enfocados desde un ángulo objetivo mientras que el ángulo preferido de la mayoría de autores era y sigue siendo el ángulo (punto de vista) del autor, subjetivo y omnisciente.En Latinoamerica también surgió un gran autor de cuentos cortos: Ricardo Palma (1833-1919), cuyas narraciones son conocidas como "Tradiciones Peruanas". Estas tradiciones estaban basadas en hechos historicos a los cuales Palma les aumentaba algo de su imaginación. Su estilo era anecdótico, ameno y con una gran dosis de humor y sátira hacia la sociedad de entonces.

SOBRE LA NOVELA Y EL CUENTO CORTO

La diferencia entre un relato corto y una novela reside en lo siguiente: un relato corto puede tratar de un crimen; una novela trata del criminal, y los hechos derivan de una estructura psicológica que, si el escritor conoce su oficio, habrá descrito previamente. Por consiguiente, la diferencia entre un relato corto y una novela no es muy grande; por ejemplo, La larga marcha, de William Styron, se ha publicado ahora como "novela corta", cuando fue publicada por primera vez en Discovery como "relato largo". Esto significa que si lo leen en Discovery están leyendo un relato, pero si compran la edición de bolsillo van a leer una novela. Con eso basta.
Las novelas cumplen una condición que no se encuentra en los relatos cortos: el requisito de que el lector simpatice o se familiarice hasta tal punto con el protagonista que se sienta impulsado a creer que haría lo mismo en sus circunstancias... o, en el caso de la narrativa escapista, que le gustaría hacer lo mismo. En un relato no es necesario crear tal identificación, pues 1) no hay espacio suficiente para proporcionar tantos datos y 2) como se pone el énfasis en los hechos, y no en el autor de los mismos, carece realmente de importancia -dentro de unos límites razonables, por supuesto- quién es el criminal. En un relato, se conoce a los protagonistas por sus actos; en una novela sucede al revés; se describe a los personajes y después hacen algo muy personal, derivado de su naturaleza individual. Podemos afirmar que los sucesos de una novela son únicos, no se encuentran en otras obras; sin embargo, los mismos hechos acaecen una y otra vez en los relatos hasta que, por fin, se establece un código cifrado entre el lector y el autor. No estoy seguro de que esto sea especialmente negativo.
Además, una novela -en particular una novela de ciencia ficción- crea todo un mundo, aderezado con toda clase de detalles insignificantes..., insignificantes, quizá, para describir los personajes de la novela, pero vitales para que el lector complete su comprensión de todo ese mundo ficticio. En un relato, por otra parte, usted se siente transportado a otro mundo cuando los melodramas se le vienen encima desde todas las paredes de la habitación... como describió una vez Ray Bradbury. Este solo hecho catapulta el relato hacia la ciencia ficción.
Un relato de ciencia ficción exige una premisa inicial que le desligue por completo de nuestro mundo actual. Toda buena narrativa ha de llevar a cabo esta ruptura, tanto en la lectura como en la escritura. Hay que describir un mundo ficticio totalmente. Sin embargo, un escritor de ciencia ficción se halla sometido a una presión más intensa que en obras como, por ejemplo, Paul's Case o Big Blonde, dos variedades de la narrativa general que siempre permanecerán con nosotros.
En los relatos de ciencia ficción se describen hechos de ciencia ficción; en las novelas de este tema se describen mundos. Los relatos de esta colección describen cadenas de acontecimientos. El nudo central de los relatos es una crisis, una situación límite en la que el autor involucra a sus personajes, hasta tal extremo que no parece existir solución. Y luego, por lo general, les proporciona una salida. Sin embargo, los acontecimientos de una novela están tan enraizados en la personalidad del protagonista que, para sacarlo de sus apuros, debería volver atrás y reescribir su personaje. Esta necesidad no se encuentra en un relato, sobre todo cuanto más breves sea (relatos largos como Muerte en Venecia, de Thomas Mann, o la obra de Styron antes comentada son, en realidad, novelas cortas). De todo esto se deduce por qué los escritores de ciencia ficción pueden escribir cuentos pero no novelas, o novelas pero no cuentos; todo puede ocurrir en un cuento; el autor adapta sus personajes al tema central. El cuento es mucho menos restrictivo que una novela, en términos de acontecimientos. Cuando un escritor acomete una novela, ésta empieza poco a poco a encarcelarlo, a restarle libertad; sus propios personajes se rebelan y hacen lo que les apetece... no lo que a él le gustaría que hicieran. En ello reside la solidez de una novela, por una parte, y su debilidad, por otra.

FIN
Phillip K. Dick


Fragmento del prólogo de Doce Cuentos Peregrinos
De Gabriel García Marquez.

“El esfuerzo de escribir un cuento corto es tan intenso como empezar una novela. Pues en el primer párrafo de una novela hay que definir todo: estructura, tono, estilo, ritmo, longitud, y a veces hasta el carácter de algún personaje. Lo demás es el placer de escribir, el más íntimo y solitario que pueda imaginarse, y si uno no se queda corrigiendo el libro por el resto de la vida es porque el mismo rigor de hierro que hace falta para empezarlo se impone para terminarlo. El cuento, en cambio, no tiene principio ni fin: fragua o no fragua. Y si no fragua, la experiencia propia y la ajena enseñan que en la mayoría de las veces es más saludable empezarlo de nuevo por otro camino, o tirarlo a la basura. Alguien que no recuerdo lo dijo bien con una frase de consolación: «Un buen escritor se aprecia mejor por lo que rompe que por lo que publica». Es cierto que no rompí los borradores y las notas, pero hice algo peor: los eché al olvido”.